sábado, 9 de junio de 2012

Corpus Christi - Lauda Sion

Santo Tomás de Aquino
Roma es uno de esos lugares donde se cumple el dicho popular "tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y la Ascensión". 

Aquí en Roma (como en algún otro lugar) se sigue manteniendo la tradición de que el Papa presida la celebración de Corpus Christi en la Plaza de San Giovanni in Laterano, lugar donde está ubicada su Catedral como obispo de Roma que es. A continuación tiene lugar una procesión con el Santísimo por Via Merulana hasta llegar a la Basílica de Santa María la Mayor. Todos lo que han vivido alguna vez esta experiencia la recomiendan... y estando aquí sería una pena perdérmelo. Pues bien, una imagen vale más que mil palabras, por eso al final de este post incluyo un vídeo de un momento de la procesión. Sencillamente admirable.

Dicho esto, quisiera centrarme en la secuencia de Corpus Christi, Lauda Sion. Este año, en la celebración papal la ha cantado la Capella Sistina de forma alternada con el pueblo. Es una secuencia larga, pero de extrema belleza.


En alguna otra ocasión he explicado que las "secuencias" son breves poemas de carácter litúrgico (pero no bíblico) que en la Edad Media venían siendo habituales - tanto en forma gregoriana, como en forma polifónica entrado el Renacimiento - estos eran insertos en la Liturgia de la Palabra, después del canto del Aleluya y antes de la proclamación del Evangelio. En el Concilio de Trento, como se había realizado un uso abusivo de este tipo de composiciones en la liturgia (existían cientos de secuencias) se limitó su uso a cuatro grandes fiestas: Domingo de resurrección (Victimae paschali laudes)Pentecostés (Veni, Sancte Spiritus), Corpus Christi (Lauda, Sion) y San Benito (Laeta dies); posteriormente, en 1726, se incorporó a este cuarteto de secuencias una quinta - por iniciativa de Benedicto XIII - para la celebración de la Virgen de los dolores (Stabat Mater)

Custodia - corporal (Orvieto)
En el caso de Lauda Sion cabe destacar que ha sido compuesta por Tomás de Aquino en la ciudad de Orvieto, lugar donde se produjo un milagro eucarístico que cada año atrae a miles de peregrinos a la Catedral (una de las más bellas de Italia) donde se conserva el corporal sobre el que se produjo el milagro. Recientemente, el Papa Benedicto XVI ha concedido un Año Jubilar Eucarístico (2013-2014) a la diócesis de Orvieto.

Sobre el contenido de esta secuencia cabe destacar que se trata de un verdadero tratado teológico (de la época, por supuesto) sobre la Eucaristía. No sólo habla de la debida adoración de la Eucaristía sino que utiliza una forma poética para explicar cuestiones muy relevantes: el fundamento histórico del sacramento (la última cena); la transustanciación; la alusión directa a las especies que esconden el misterio como "accidentes", no como "sustancia"; la presencia concreta, completa y real de Cristo en las especies, así como en todas las partes de cada; los beneficios de la comunión, etc. Si alguien está interesado en leer con detenimiento el texto original o su traducción al español puede pinchar aquí.

Sin duda es un texto que no sólo merece la pena ser cantado, sino que debe ser meditado.

Feliz domingo de Corpus Christi.
Oscar Valado
Roma, 9 de junio de 2012


6 comentarios :

  1. Tambíén para usted Padre Oscar Valado, bendecida Solemnidad del Corpus.Y como me parece sumamente iluctrativo el artículo, lo incluyo en mi blogs http://capturadordeimgenes.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Lo de la procesión... INCREÍBLE!!!
    Y lo de Lauda Sion... me quedo con la boca abierta!!! Has estado en en ese lugar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo/a,
      La procesión es sobrecogedora, sin duda.
      Y cuando se reifere a si "he estado en ese lugar"... supongo que se refiere a la ciudad de Orvieto. Efectivamente. Es una ciudad medieval encima de una colina con una catedral imponente que posiblemente tenga una de las fachadas más bonitas de Italia, sobre todo al atardecer porque los mosaicos dorados hacen que la fachada brille creando un color muy especial en toda la plaza.
      Además es un lugar de peregrinación importante porque se conserva el corporal sobre el que tuvo lugar el milagro eucarístico acaecido muy cerca de Orvieto.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  3. No sé si estaré en lo cierto, pero la Misa de difuntos (de Requiem) tiene también una secuencia propia: el Dies Irae, usted no lo nombra pero creo recordar que el Concilio de Trento lo incorporó a la liturgia y que estuvo en el Misal hasta 1970.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La redacción de la entrada puede parecer un poco ambigua, pero solo me refiero a las secuencias que se conservan después de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II.
      Sobre el "Dies irae" puede leer: http://elcientoporuno.blogspot.com.es/2013/11/fieles-difuntos-dies-irae.html

      Muchas gracias.

      Eliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...