sábado, 28 de marzo de 2015

Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos es la "puerta" de la Semana Santa. Una de las peculiaridades de esta celebración  la encontramos en su inicio. En el Graduale Romanum, que viene siendo el único cantoral oficial que ha publicado la Iglesia después del Concilio Vaticano II –junto con el Graduale simplex–, podemos leer:

HEBDOMADA SANCTA
Dominica in palmis de Passione Domini
Commeemoratio ingressus Domini in Ierusalem
(traducción)
SEMANA SANTA
Domingo de ramos en la Pasión del Señor
Conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén

A continuación propone una antífona, como prevé el Misal, para entonar cuando el sacerdote llega al lugar donde comienza la celebración (fuera de la iglesia). Se trata de una antífona breve, fácil de cantar y con un contenido que resume perfectamente lo que celebramos, la entrada del Señor en Jerusalén acogido por su pueblo como Rey. La melodía, desde el inicio nos "anuncia" algo importante; con una quinta justa (sol-re) la palabra Hosanna (en las dos ocasiones que aparece) tiene un caracter claramente descriptivo de la alegría por estar en presencia del Rey de reyes:


Hosanna Filio David, 
Benedictus qui venit in nomine Domini. 
Rex Israel: Hosanna in excelsis.
(traducción)
¡Hosanna al Hijo de David! 
Bendito el que viene en el nombre del Señor. 
Oh, Rey de Israel. ¡Hosanna en las alturas!


Finalizada esta primera parte (bendición de los ramos y lectura del evangelio) se inicia la procesión hacia el interior de la iglesia; en este momento el Graduale propone una hermosa antífona, un poco más larga que la anterior pero cargada de contenido: los niños salen al encuentro del Rey de reyes con ramos de olivo en las manos... saludando, gritando, corriendo... la música conduce este texto como un paisaje lleno de colores:


Pueri Hebraeorum,
portantes ramos olivarum,
obviaverunt Dominus,
clamantes et dicentes: 
Hosanna in excelsis. 
(traducción)
Los niños de los hebreos,
tomando en sus manos ramos de olivos,
salieron al encuentro del Señor;
gritaban y decían:
¡Hosanna en el cielo!


Si la procesión es excesivamente larga se pueden salmodiar los versos del salmo 117, tal y como indica el Graduale. Y perfectamente se podrían hacer en español.

Dos muestras de "música litúrgica" en estado puro.


Oscar Valado

4 comentarios :

  1. Antonio Gutiérrez22 de marzo de 2013, 22:03

    Gracias Óscar. Si sigues así acabaré por desear que te quedes en Roma y no vuelvas a esta maravillosa Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio ¡cuanto tiempo!
      La experiencia romana está siendo muy fructífera y enriquecedora, pero mi ilusión es volver cuanto antes a la diócesis. "A terra tira".
      Un fuerte abrazo, espero verte pronto.

      Eliminar
  2. Gracias por este artículo, nosotros en mi seminario cantamos casi toda la liturgia del triduo pascual en gregoriano.
    Que Dios te llene de frutos en esta Semana Santa.

    MG,LC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte! vivir así la liturgia es una bendición.
      Feliz Semana Santa.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...