martes, 29 de abril de 2014

Encuentro con D. Marco Frisina

Ayer (28 de abril) en el Pontificio Colegio Español hemos tenido ocasión de compartir misa, mesa y tertulia con d. Marco Frisina, sacerdote de la diócesis de Roma y reconocido compositor de fama internacional. El encuentro se desarrolló en un clima muy distendido. En primer lugar pudimos ver un breve vídeo de presentación-bienvenida al Colegio Español que despertó gran emoción en d. Marco por las fotografías de los primeros pasos del Coro de la Diócesis de Roma que él fundó hace 30 años y aún hoy continúa dirigiendo; así como las de la JMJ Roma 2000. 


En segundo lugar él tomo la palabra y nos habló cerca de 45 minutos "de sacerdote a sacerdotes". Durante este tiempo nos explicó quién era Marco Frisina: Un joven que después de haber terminado sus estudios de composición en el Conservatorio de Santa Cecilia en Roma y habiendo cursado Letras en la Universidad ingresó en el Seminario Romano, donde a parte de realizar sus estudios de Teología se especializo en Sagrada Escritura con una tesis de licencia dirigida por Alonso Shökel en el Pontificio Instituto Bíblico. Este dato nos da una pista clara para comprender que su música tiene siempre un poso bíblico inconfundible. Será en este periodo de formación en el que él mismo se vio sorprendido al ver que le pedían que compusiese obras para los seminaristas, ya que él creía que al entrar en el seminario dejaría la música de lado. De este modo,  no sólo no dejo de lado la música sino que profundizó cada vez más en ella; hasta el punto de crear numerosos oratorios que cantaban los seminaristas y un coro de jóvenes en los encuentros con Juan Pablo II en el Seminario Romano. Ése fue el germen del Coro de la Diócesis de Roma.


Según d. Marco, a partir de aquí su carrera musical estuvo siempre marcada por la providencia. Pronto comenzaron a encargarle diversos trabajos, entre ellos musicalizar una serie de la Rai sobre la Biblia, por la cual llegó a ser premiado en los Estados Unidos. Al comentar esto él mismo se reía por lo paradójico de la situación: "un sacerdote –vestido de sacerdote– por una alfombra roja de Hollywood". Pero será justo su condición de sacerdote la que provoque situaciones inverosímiles en las que actores, directores, productores... en numerosas ocasiones quisieran hablar con él e incluso confesarse. Él está convencido de que su condición de artista ha sido clave en esta relación con los demás, sobre todo con los que no tienen fe. El arte los unía. También hizo relación a sus incursiones en la ópera, en la composición de bandas sonoras, etc. Pero, sin duda, una de las frases más impactantes después de describirnos en qué punto estaba de su carrera musical fue:
"si tuviese que elegir entre dejar la música o dejar de ser sacerdote, no habría duda... dejaría la música; porque mi música es así porque soy sacerdote". Esta frase –por lo menos a mí– me hizo entender por qué es un hombre tan sumamente humilde y feliz... porque "sólo Dios basta"

A partir de aquí nos explicó que para él la música era una forma de "ser sacerdote", con ella predica; por ello no sólo compone música para la liturgia (cuenta en su haber más de 400 cantos) sino que intenta "predicar" con su música en los más diversos ambientes: en el cine, en los teatros, en las plazas, etc. Y todo ello con un lenguaje sencillo, no intentando "decir todo lo que sabe" en cada obra, sino con un lenguaje que entienda todo aquel que escucha. Según él esta convicción fue fruto de su labor con los seminaristas, ellos le ayudaron a poner los pies en la tierra, por ello allí, en el seminario, tuvo comienzo todo. Él mismo comentaba que el canto Jesus Christ you are my live que compuso para la JMJ del 2000 y que tanta fama le ha dado lo escribió en una servilleta de papel e incluso se avergonzaba de algo tan sencillo pero enseguida comprendió que el Señor se sirve de cosas sencillas, él mismo predicaba con parábolas, así que siguió adelante y esa decisión ha provocado que este canto se convirtiese casi en un himno de las JMJ. Eso sí, insistió, en que NO es música litúrgica y él jamás lo ha utilizado en una celebración.

Esta cuestión sirvió para valorar el papel de la música litúrgica en la actualidad. Obviamente, su parecer no es otro que el de la Iglesia, la música litúrgica debe tener una forma (himnos, antífonas, salmos, responsorios, etc.) y un contenido (bíblico y litúrgico), tal y como nos lo muestra el gregoriano, eso sí, podemos utilizar un lenguaje más actual, pero esto nunca se debe confundir con la utilización de cantos catequéticos, festivos, etc. en la liturgia. Cada música tiene su lugar y la música litúrgica es tan específica que sólo debe servir para la liturgia.

Finalmente hubo espacio para algunas preguntas y salieron algunos temas interesantes:

1. A una pregunta sobre la inspiración en la composición respondió que la gran mayoría de las veces la inspiración la encuentra en las personas. Sobre todo cuando le proponen algo y él se pone a trabajar en ello. Ve la mano de Dios en esas personas porque si no se las hubiese cruzado y no le hubiesen abierto los ojos no se le ocurriría componer sobre muchas cosas que ha compuesto. Pero una vez se pone... las ideas musicales surgen en los lugares más insospechados, aunque sobre todo viajando.

2. Al preguntarle si el Coro de la Diócesis de Roma es una comunidad de fe... sonrió y dijo que el Coro era algo de locos, pero de Dios. Cerca de 250 personas de diferentes edades y lugares, cada uno (como todos) con sus problemas,  no profesionales, con las dificultades típicas de un coro (riñas) ... pero que cuando cantan cambia absolutamente todo, se crea una atmósfera sobrenatural. Y esto es el trabajo de 30 años. Aprovechó para invitarnos al Congreso que celebrarán con motivo de este aniversario.

3. Una última pregunta hizo referencia a la música interpretada en las canonizaciones que tuvieron lugar el día anterior. A esto respondió con total sinceridad: "no me pareció lo más apropiado para una celebración de ese tipo, creo que sería necesario revisar este tipo de celebraciones en los que se priva de la participación en el canto a la asamblea". Y con esto no se refería a que la asamblea deba cantar todo, puede haber intervención de la Schola pero no anular la participación. 

Creo que ha sido una ocasión muy interesante para conocer de cerca a d. Marco. Con tal motivo, quisiera terminar diciendo que que nos podrá gustar más o menos su música... pero el que ha tenido ocasión de compartir misa, mesa y tertulia con él descubre en él un sacerdote sincero, humilde y feliz por haberse dedicado a su pasión, la música que habla de Dios.

Gracias por su testimonio d. Marco.

Oscar Valado

2 comentarios :

  1. Hola Oscar: Saludos desde Vigo . A mi me gustó el articulo y el video sobre Mons Marco Frisina, El video está muy bien. Hace lo que manda la constitución Sacrosantum Concilium. Estoy estudiando latin y sigo con el piano y estuve buscando las partituras partes de la Misa cantada en latín y no doy encontrado , ¿Me podrías aconsejar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iago!
      tendrías que decir qué es lo que buscas exactamente, porque "partes de la misa cantada en latín" es demasiado amplio.
      Si te sirve de algo he visto que te puedes descargar el Graduale Simplex en esta web: http://musikliturgik.blogspot.it/2014/01/el-graduale-simplex-pdf-para-descargar.html
      Ya me irás contando!

      Eliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...