lunes, 28 de abril de 2014

Mons. Marco FRISINA

Modena - Finale Emilia © R. Rossi

Posiblemente una de las experiencias pastorales más hermosas que me llevaré de Roma cuando regrese a mi diócesis de Santiago de Compostela será el haber formado parte del Coro de la diócesis de Roma y haber entablado una sincera amistad con su fundador y director, Mons. Marco Frisina.

He de reconocer que las primeras veces me resultaba curioso ver que la gente lo parase por la calle para fotografiarse con él, o incluso que hiciesen horas de cola al final de los conciertos para conseguir un autógrafo. Su fama en Italia es de sobra conocida, pero ya ha traspasado fronteras. Ha recibido premios en Estado Unidos y ha sido invitado a decenas de países para dirigir su música o compartir la experiencia de su "gran obra" el Coro de la Diócesis de Roma que este año celebra su XXX aniversario con un importante evento: Convegno Cantare la Fede.

Asís © R. Rossi
Este  Coro no es un coro al uso. Se parece más a una "comunidad de fe" en la que, a parte de animar las celebraciones litúrgicas de la diócesis de Roma, tienen un itinerario de fe alimentado por retiros periódicos, encuentros de oración en Sta. Cecilia una vez al mes, conciertos-oración... Sin duda un modelo a seguir, aunque con dificultad porque ellos ya llevan 30 años caminando.

Por otra parte, a d. Marco le avalan más de 20 trabajos discográficos de música litúrgica, otros 15 en colaboración con diferentes compositores, 7 oratorios sacros  compuestos para los encuentros en el Seminario Romano con Juan Pablo II, 6 discos de música sacra y 3 óperas. Todo esto sin contar su amplia filmografía por la que ya ha recibido importantes premios. Ha puesto música a 10 películas de contenido bíblico, 6 de vidas de santos, de las que seguro todos hemos visto alguna (Clara y Francisco, San Pedro...); y también otras 8 de carácter biográfico tan importantes como las de Juan XXIII, el Papa de la paz o Juan Pablo II.

En definitiva, un sacerdote y músico que a sus 60 años no deja de trabajar con un espíritu increible por hacer de la liturgia un verdadero encuentro con Dios en la alegría de la fe. Eso sí, sin dejar de lado el mundo de la cultura en esa delicada frontera donde el arte y la belleza se aproxima a la fe.

Hoy, lunes 28 de abril de 2014, después de la histórica jornada de ayer en la que canonizaron a Juan XXIII y a Juan Pablo II (donde d. Marco también aportó su grano de arena con su música) tendremos ocasión de compartir misa, mesa y tertulia con él en el Pontificio Colegio Español de Roma. Sin duda será una buena oportunidad para conocer más de cerca a este hombre humilde y alegre que nunca deja de sonreír.

Ahí queda un adelanto de lo que nos espera.



Ver la crónica del encuentro con d. Marco.



2 comentarios :

  1. Espero con ansias una misa en español de este gran maestro!! Feliz pascua!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Non me extraña nada, escoitei Aprite le porte co coro e é unha auténtica oración, non escoitei ningunha outra versión que se lle iguale. Felices Pascuas desde a túa terra!!!

      Eliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...