sábado, 30 de junio de 2018

La comunión de los celiacos


En plena época de primeras comuniones, debemos tener en cuenta que cada vez son más las personas afectadas por la enfermedad celiaca; es por ello que debemos conocer las orientaciones de la la iglesia con respecto a esta cuestión para poder informar, acoger y orientar a todas las personas que padezcan esta enfermedad, ya sean niños, jóvenes o adultos.

La Congregación para la doctrina de la fe ya ha emitido dos cartas circulares al respecto (1995 y 2003), puntualizando que:
 
1. Las hostias sin nada de gluten son materia inválida para la Eucaristía.
2. Son materia válida las hostias con la mínima cantidad de gluten necesaria.

Ha sido el año pasado, en 2017, cuando la Congregación para el culto divino y disciplina de los sacramentos, también en forma de carta circular, expresando su preocupación por el proceso de fabricación de las hostias y recordando que éstas solo son válidas si contienen gluten, aunque solo sea una mínima cantidad.

Para ello es muy interesante consultar la web de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), donde se explica perfectamente que hoy en día la celiaquía no debería ser un problema para que los niños o adultos puedan participar de este sacramento, ya que existen en el mercado hostias con una cantidad mínima de gluten, que permiten al niño comulgar con total seguridad. Para certificar que estas hostias están realmente libres de gluten, FACE las ha analizado y ha comprobado que poseen menos de 20ppm de gluten, cantidad que el celiaco puede tolerar sin ningún tipo de síntoma.

Sensibles a esta realidad podemos informar a las personas que padecen celiaquía o incluso a alérgicos o intolerantes al gluten pero que no padecen dicha enfermedad.

Dicho esto, los celiacos deben informar a su párroco sobre su situación para que este pueda adquirir las hostias válidas para la celebración de la Eucaristía. Si quien las provee es el fiel, compruébese que las formas son las apropiadas, y no las que contienen 0% de gluten.

Es obvio que las formas que han de ser consagradas deben estar sobre el altar durante la liturgia eucarística para su consagración, pero es necesario prestar especial atención a la manipulación de las hostias para las personas celiacas. La Comisión Episcopal de Liturgia establece unas normas bastante claras al respecto: las formas sin gluten deben manipularse antes que las habituales y colocarse de forma separada en una píxide cerrada y fácilmente reconocible para evitar confusiones y en la Eucaristía, antes de dar la Comunión al celiaco, el sacerdote deberá lavarse las manos si se ha tenido contacto con las hostias comunes; por otra parte, si por alguna cuestión no se pudiese comprobar la idoneidad de la forma que nos ha traído un fiel es preferible dar la comunión bajo las dos especies por intinción. Por último, la solución para aquellas personas que ni siquiera toleran esas formas con un mínimo de gluten deben comunicarlo antes para recibir la comunión con el cáliz, un cáliz sobre el que no se hace la inmixtión.


viernes, 29 de junio de 2018

ORDENACIONES 2018



El próximo domingo 1 de julio a las 18:00h. tendrán lugar en la Catedral de Santiago de Compostela uno de los acontecimientos diocesanos más importante del año: las ordenaciones.

En esta ocasión serán tres diáconos y dos nuevos sacerdotes; y, como en otras ocasiones, convocamos a todas las personas de la diócesis que quieran formar parte de una interesante experiencia musical, formar parte del "Coro Diocesano" que se encargará de interpretar los estribillos de los cantos, las respuestas y aclamaciones para animar a toda la asamblea. Los requisitos son:

1. Tener ganas de cantar
2. No desafinar mucho ;)
3. Cubrir el formulario de inscripción pinchando AQUÍ (solo tardarás 1 minuto)

Tendremos un sólo ensayo ese mismo día 1 de julio a las 16:30h. en la Catedral. Pero recordad, es imprescindible inscribirse para tener sitio reservado para todos.

El repertorio será el siguiente (puedes escuchar la mayoría de los cantos haciendo clic sobre el título):

Salmo responsorial: Te ensalzaré, Señor, porque me has librado (Sal 29)
Aclamación elección de diáconos y presbíteros: “Demos gracias a Dios” (O. Valado)
Letanía de los santos 
Vestición presbíteros: “Tu es sacerdos” (O. Valado)
Aclamación a la doxología: “Amén” (Vaticano)
*Comunión II: Ave Verum (W. A. Mozart)

En pocos días pondremos el libro de la celebración a disposición de todos. Si quieres más información puedes escribir a musicaarchicompostela@gmail.com

* Estas dos obras serán interpretadas por un pequeño grupo.




domingo, 27 de mayo de 2018

Sobre el Corpus Christi


La fiesta de Corpus Christi se remonta al siglo XIII. Por aquel entonces, el Papa Urbano IV tenía la corte en Orvieto (ciudad situada al Norte de Roma). Muy cerca de esta localidad se encuentra Bolsena, donde en 1264 se produjo el famoso "Milagro de Bolsena": un sacerdote que celebraba la Santa Misa tuvo dudas de que la Consagración fuera algo real. Al momento de partir la Sagrada Forma, vio salir de ella sangre de la que se fue empapando en seguida el corporal. La venerada reliquia fue llevada en procesión a Orvieto el 19 junio de 1264. Hoy se conservan los corporales en Orvieto, y también se puede ver la piedra del altar en Bolsena, manchada de sangre.

El Santo Padre movido por el prodigio, y a petición de varios obispos, hace que se extienda la fiesta del Corpus Christi a toda la Iglesia por medio de la bula "Transiturus" del 8 septiembre del mismo año, fijándola para el jueves después de la octava de Pentecostés y otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la Santa Misa y al oficio. Luego, según algunos biógrafos, el Papa Urbano IV encargó los textos para la liturgia de ese día a San Buenaventura y a Santo Tomás de Aquino; cuando el Pontífice comenzó a leer en voz alta el oficio hecho por Santo Tomás, San Buenaventura fue rompiendo el suyo en pedazos.

Dicho esto, quisiera destacar uno de esos textos: la secuencia* de Corpus Christi, Lauda Sion. Es una secuencia larga, pero de extrema belleza. se trata de un verdadero tratado teológico (de la época, por supuesto) sobre la Eucaristía. No sólo habla de la debida adoración de la Eucaristía sino que utiliza una forma poética para explicar cuestiones muy relevantes: el fundamento histórico del sacramento (la última cena); la transubstanciación; la alusión directa a las especies que esconden el misterio como "accidentes", no como "sustancia"; la presencia concreta, completa y real de Cristo en las especies, así como en todas las partes de cada; los beneficios de la comunión, etc. Si alguien está interesado en leer con detenimiento el texto original o su traducción al español puede pinchar aquí.

Sin duda es un texto que no sólo merece la pena ser cantado, sino que debe ser meditado.


* Las "secuencias" son breves poemas de carácter litúrgico (pero no bíblico) que en la Edad Media venían siendo habituales –tanto en forma gregoriana, como en forma polifónica entrado el Renacimiento– estos eran insertos en la Liturgia de la Palabra, después del canto del Aleluya y antes de la proclamación del Evangelio. En el Concilio de Trento, como se había realizado un uso abusivo de este tipo de composiciones en la liturgia (existían cientos de secuencias) se limitó mucho su uso; y después de la reforma del Concilio Vaticano II se limitó a cinco grandes fiestas: Domingo de resurrección (Victimae paschali laudes)Pentecostés (Veni, Sancte Spiritus)Corpus Christi (Lauda, Sion)San Benito (Laeta dies) y la Virgen de los dolores (Stabat Mater).


Oscar Valado
Publicado también www.liturxia.com


miércoles, 18 de abril de 2018

500.000 VISITAS, GRACIAS!

Cuando comencé a escribir en este blog nunca creí que fuera a tener tanto éxito. Hoy, que hemos llegado a las 500.000 visitas, no puedo hacer otra cosa que dar GRACIAS; sin duda, Dios paga con el "ciento por uno".

Con motivo de esta cifra simbólica sortearemos algunas publicaciones que se han comentado en el blog. Los interesados en participar solo tendrán que hacer un comentario esta entrada antes del 1 de mayo. Ese día anunciaré el nombre del ganador y le enviaré estas publicaciones (y alguna más) sobre música, liturgia y teología... que al fin y al cabo es de lo que versa este blog. Muchas suerte!

-------

ES 1 DE MAYO Y YA TENEMOS GANADOR DEL SORTEO: JESÚS CASANUEVA.

Nos envía una foto con el regalo.



 MIL GRACIAS A TODOS LOS QUE HABÉIS PARTICIPADO.


viernes, 6 de abril de 2018

Regina Caeli

En este tiempo litúrgico es "justo y necesario" hacer alusión a la oración mariana por antonomasia y que sustituye al habitual Angelus durante la pascua: Regina Caeli.

Como todos los himnos, oraciones o salmos latinos también el Regina caeli recibe su nombre por las palabras con las que comienza:


 
Regina caeli, laetare, alleluia.
Quia quem meruisti portare, alleluia.
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
Ora pro nobis Deum, alleluia.

Alégrate, reina del cielo, aleluya.
Porque el que mereciste llevar en tu seno, aleluya.
Ha resucitado, según predijo, aleluya.
Ruega por nosotros a Dios, aleluya.

Desde el siglo XII tenemos constancia de su uso en la liturgia. Es una de las oraciones marianas más antigua que a día de hoy sigue siendo muy utilizada en su forma gregoriana.


Aunque son muchos los compositores que tomando el texto han dado rienda suelta a su creatividad. Para muestra la versión para dos coros mixtos (S, C, T, B) y orquesta de Marco Frisina.



Feliz Pascua de Resurrección!!!


miércoles, 4 de abril de 2018

Canto litúrgico en Pascua


El Año Litúrgico avanza y ya estamos a punto de finalizar la Cuaresma. En breve comenzaremos un nuevo tiempo litúrgico, PASCUA. 

En Mysterii Paschalis de Pablo VI, documento por el que se aprueban las normas universales sobre el Año Litúrgico se nos recuerda:

n. 22. Los cincuenta días que van desde el domingo de Resurrección hasta el domingo de Pentecostés han de ser celebrados con alegría y exultación como si se tratase de un solo y único día festivo, más aún, como “un gran domingo”.

Finalizada la Cuaresma debe notarse un cambio sustancial: los ornamentos blancos, los mejores vasos sagrados, el presbiterio adornado con flores, manteles y candelabros de fiesta... y ¿la música? Si durante todo el año cuidamos la música litúrgica de nuestras celebraciones dominicales, en este tiempo, debemos hacer un esfuerzo mayor para que la música sea expresión de la "alegría y exultación" que provoca en nosotros y en la Iglesia la resurrección del Señor; pero siempre dentro de un orden, atendiendo a las posibilidades que nos da la Introducción General del Misal Romano. Recordemos algunas peculiaridades:

1. El domingo, especialmente en el tiempo pascual, puede hacerse la bendición y aspersión del agua en vez del acto penitencial (n. 51), utilizando un canto apropiado –no uno cualquiera– para ese momento. 

2. Se vuelve a entonar el Gloria, del cual no podemos cambiar la letra (n. 53).

3. El domingo de Pascua se debe cantar la Secuencia (Victimae Paschalis laudes) antes del Aleluya (n. 64)

4. En Pascua volvemos a cantar el Aleluya antes del Evangelio (n. 62), como expresión de la alegría de que Cristo ha resucitado. Nos levantamos y nuestros ojos se dirigen al sepulcro vacío (el ambón) esperando escuchar la Palabra del Resucitado.

5. La despedida del pueblo en el rito de conclusión de la celebración durante la octava de Pascua finaliza con el doble Aleluya (preferiblemente cantada): "Podéis ir en paz. Aleluya, Aleluya // Demos gracias a Dios. Aleluya, Aleluya".

Para terminar, proponemos una selección de cantos bastante apropiada para el tiempo de Pascua tal y como habíamos hecho para el tiempo de Cuaresma. La colección es el Libro del Organista (Pascua) de la Editorial San Pablo. 



Feliz Pascua de Resurrección!!!

Oscar Valado
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...